CRHISTIAN CAMPO – CASO HIDROELÉCTRICA EL QUIMBO

CRHISTIAN CAMILO CAMPO GALLEGO

CASO HIDROELECTRICA EL QUIMBO

ANÁLISIS DEL CASO

El departamento del Huila, específicamente las comunidades de El Espinal, La Honda, El Libertador, Matambo, Río Loro, Veracruz, La Cañada, Pedernal, San José de Belén, La Yaguilga, La Escalereta, Alto de San Isidro, Balseadero, Monserrate, Barzal, Llano de la Virgen y Domingo Arias, se verán afectadas por la construcción del Megaproyecto de la multinacional española EMGESA llamado Hidroeléctrica “El Quimbo”.

Es así como la Empresa Generadora y Comercializadora de Energía (EMGESA) de Colombia, controlada por Endesa de España, invertirá 900 millones de dólares en la construcción de una hidroeléctrica en el suroeste del país. De estos 900 millones de dólares, 700 se utilizaran para la construcción de la planta de generación que aprovechará las aguas del río Magdalena, la primera arteria fluvial de Colombia. Los otros 200 millones serán para el montaje de las dos subestaciones que se necesitan para transportar la energía producida en la central, llamada El Quimbo y que a partir de 2014 entregará al sistema nacional interconectado 1.650 kilovatios de electricidad por hora.

En la audiencia pública realizada en Gigante el 11 de febrero, asistieron 1500 ciudadanos, de los cuales el 80% estuvo en desacuerdo con el megaproyecto.

EMGESA inicio sus obras con la ampliación del túnel, por lo que el ministerio de Medio Ambiente dicto pliegue de cargos, estos alegan que esto solo constituían análisis de factibilidad.

El gobierno elabora una estrategia brutal basada en la fuerza para quien no se acoja a las condiciones de rentabilidad propuestas por EMGESA.

Se destruirán 842 hectáreas de bosque y se inundarán 8 mil hectáreas de tierras. Desaparecerán nueve distritos de riego con inversiones de más de 12 mil millones.

En el Quimbo se muestran inquietos por las obras, pero especialmente por la reubicación de 456 familias, compuestas por 1.755 personas, que tienen sus predios en la zona en la que se edificará el proyecto. De este número de habitantes, 349 desarrollan actividades productivas agropecuarias en el área donde se asentará la hidroeléctrica.

Con la construcción de esta hidroeléctrica, se podrán generar los siguientes efectos:

  • Inundaciones a terrenos de cultivos fértiles y terrenos para el mantenimiento de ganado ovino, bovino y caprino.
  • Desplazamiento del 26% de la población rural.
  • Este proyecto tendría una longitud de 28 kilómetros e inundaría 8800 hectáreas, de las cuales, un poco más del 50% son fértiles y alrededor de 2000 son de alta calidad.
  • Esta obra suprimiría 25000 empleos.
  • Este proyecto afectara directamente a 5 veredas muy importantes en el municipio: La Escalereta, La Cañada, San José de Belén, La Yaguilga y El Pedernal.
  • Inundaciones y desaparición de vías transitables y de elementos considerados como patrimonio cultural como la capilla de San José de Belén.
  • UN ASPECTO CORRESPONDIENTE A LA ECONOMÍA, LA ZONA A INUNDAR GENERA MÁS DE 15.000 MILLONES DE PESOS ANUALES A LA ECONOMÍA DE LA REGIÓN Y LAS REGALÍAS GENERADAS POR LA HIDROELÉCTRICA PARA EL MUNICIPIO, SOLAMENTE REPRESENTARÁN ALREDEDOR DE 750 MILLONES DE PESOS ANUALES, LO QUE EQUIVALE AL 5% SOLAMENTE.
  • Esta central hidroeléctrica estará ubicada a 12 Kilómetros de la central hidroeléctrica de Betania.

Con esto se puede ver, que aunque este gran proyecto garantice la confiabilidad del suministro de energía en el país a futuro, abasteciendo cerca del 5% de la demanda energética colombiana, este proyecto va en contra del bienestar social, cultural, ambiental y económico de la región.

Se reubicaran de manera forzada a más de 450 familias, llevándolas a un territorio desconocidos por estas y quitándoles las tierras que durante toda su vida han laborado. Según la secretaria de Agricultura del Huila, estás tierras producen al año 13248 millones de pesos. Además de esto, se tienen planes de reubicación para las familias humanas, pero ¿Qué se hará con las especies animales y vegetales afectadas con la construcción de esta obra?

Es así como se deja ver un problema muy grave, que para muchos colombianos que no estamos viviendo esa situación parecería algo normal, pero que para estas 456 familias que viven de la agricultura, es como si le quitaran su vida entera. Es aquí donde cabe el incansable interrogante, ¿Es más importante el beneficio económico de unos pocos, que el beneficio social, ambiental, cultural y a la vez económico de una región? Y según la resolución numero 321 de Septiembre de 2008 que declara de utilidad pública e interés social los terrenos necesarios para la construcción y operación del Proyecto Hidroeléctrico El Quimbo, se denota la respuesta.

Los habitantes de las zonas aledañas deben firmar la concesión otorgada por la multinacional ENGESA, en donde se le avalúan los territorios y les dan el dinero, 3 años después y luego de  presentar un proyecto productivo avalado por una entidad bancaria.

¿QUÉ PASA ACTUALMENTE?

  • Según la pagina web del distinguido canal de televisión, Caracol, La Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena (CAM) fue notificada por pescadores sobre una preocupante mortandad de peces en el río Magdalena, al parecer como consecuencia de los trabajos de construcción de la Central Hidroeléctrica El Quimbo. Se plantea que por parte de los pescadores que el  desastre ecológico habría ocurrido, por los trabajos de desvío del río para encausarlo por el túnel, por donde se tiene que desviar para iniciar el proceso de represamiento, a raíz de que en dos ocasiones el material que se había colocado para cerrar el paso de la afluente fue arrastrado por las constantes crecientes. Una comisión de expertos ambientalistas se desplazará al lugar de las obras para verificar las circunstancias en que se produjo la mortandad de peces.  La CAM ya había ordenado la suspensión de algunas obras a la empresa constructora de la represa, por graves daños ecológicos.
  • La única respuesta a la resistencia y desobediencia civil no violenta orientada con argumentos por Asoquimbo fue el brutal desalojo ordenado por el Gobierno de Santos durante los días 14 y 15 de febrero de poblaciones afectadas que se encontraban en su hábitat natural en las márgenes del río Magdalena en las veredas Domingo Arias de Paicol y Honda de Gigante y quienes están protegidos por la Ley 1242 de 2008, que declara COMO BIEN DE USO PÚBLICO una franja de terreno que se extiende treinta (30) metros por cada lado del cauce de los ríos de la Nación, reconociéndolos como INALIENABLES, IMPRESCRIPTIBLES e INEMBARGABLES.
  • La acción violenta se cumplió coordinadamente entre el Gobierno Nacional y Emgesa contra campesinos y pescadores inermes cuya única respuesta fue cogerse solidariamente de las manos para abrazar el río Magdalena o lanzarse al mismo, mientras recibían cargas de gases lacrimógenos y granadas de aturdimiento, ocasionando varios heridos, entre ellos, el obrero de construcción Luis Carlos Trujillo Obregón quien perdió su ojo derecho.
  • A una pena entre 40 y 50 años de cárcel sería condenada Libia Yiceth Polanía Durán de 21 años de edad, acusada de participar en el crimen de un ingeniero al servicio del proyecto hidroeléctrico El Quimbo.
  • Centenares de personas que se oponen a la construcción de una hidroeléctrica en el Huila, por parte del grupo español Endesa, se concentraron ayer en los alrededores de la gigantesca obra y atacaron a la policía con piedras para tratar de evitar, entre otras, el desvío del cauce del río Magdalena. En la región en la que se levantará la central, en unas 8.000 hectáreas y que toca jurisdicción de varios municipios del departamento del Huila, fueron apostados varios grupos de la policía antidisturbios. Los manifestantes, campesinos de la región, apoyados por estudiantes de la Universidad Surcolombiana de Neiva, capital del Huila, y que llegaron al sitio conocido como el puente del paso El Colegio, se enfrentaron con piedras al escuadrón policial que recurrió a los gases lacrimógenos.  Marzo 4 del 2012.
  • Según la pagina web www.radiosantafe.com, el desvío del Río Magdalena se produjo por dos túneles de aproximadamente 450 metros de longitud que para el efecto fueron construidos, con el fin de desecar alrededor de 500 metros del cauce, en donde se construirán los muros de contención para el desarrollo de la presa de 150 metros de profundidad. Marzo 4 de 2012
  • Emgesa dispuso de 143 millones de dólares, es decir el 17 % del presupuesto total del proyecto para gestión socio-ambiental y la compra de unas 18.562 mil hectáreas para compensación forestal.
  • Se hará la construcción de un viaducto sobre el embalse, un ferry y seis puertos para aprovechar el potencial turístico de la nueva represa.
    • Según Portafolio, Los compromisos adquiridos por ENGESA se basan en ciertos aspectos entre ellos, está el de implementar y dar continuidad en el tiempo a los proyectos productivos contemplados en los planes de desarrollo municipales por 16.500 millones de pesos. También se acordó adecuar 2.900 hectáreas adicionales a las áreas de riego por cerca de 53.000 millones de pesos y comprar y utilizar terrenos para programas de reubicación y compensación, incluyendo las viviendas ubicadas en zonas de vía pública. La empresa aportará cerca de 48.000 millones de pesos para construir la vía perimetral que potenciará el desarrollo turístico y comercial del suroccidente del departamento. Dentro de las obras de infraestructura se planea construir un viaducto sobre el embalse que conectará a los municipios de Garzón y El Agrado. El proyecto aportará 25.000 millones adicionales para el suministro de un ferry que garantice la comunicación que prestaba el puente Los Cocos, así como la construcción de 6 puertos dentro del embalse que potenciarán el desarrollo piscícola y turístico del departamento. Emgesa se comprometió a comprar 7.500 hectáreas por 17.000 millones de pesos para conectar dos reservas forestales en la zona de influencia del proyecto (Reserva Forestal de la Amazonía y la Reserva Forestal Central). Miercoles 11 abril 2012.
    • Según RCNRadio.com, voceros comunitarios que se oponen a la construcción de la represa El Quimbo, en el centro del Huila, indicaron que insistirán en su protesta a la espera de una respuesta de la compañía multinacional que adelanta las obras.
    • La Procuraduría y la Fiscalía colombianas revisarán el proyecto de la hidroeléctrica de El Quimbo, en el sur del país, que construye el grupo español Endesa y que ha sido epicentro de polémica por parte de campesinos de la región y ambientalistas y ha generado disturbios.

RELACIÓN CON PRODUCCIÓN MÁS LIMPIA:

Teniendo en cuenta que la producción mas limpia es la aplicación continua de una estrategia ambiental e integral a procesos, productos y servicios de manera que se aumente la eco-eficiencia y se reduzcan los riesgos para el ser humano y el medio ambiente”. (UNEP), se puede notar a groso modo que esta iniciativa que ya es una realidad, la hidroeléctrica “El Quimbo”, afectara significativamente a la población del departamento del Huila.

Afectaciones a nivel ambiental, por la inundación de miles de hectáreas que afectaran la fertilidad de suelos ricos en nutrientes, sociales, al desplazar de manera “forzada” a los habitantes de estas veredas que han sobrevivido de estas tierras por décadas, gracias a la agricultura, culturales al llevar a estas comunidades a lugares que nunca habían habitado, además de enseñarles a sobrevivir por otros medios, sabiendo que la agricultura es un medio bastante importante no solo para ellos sino para el desarrollo de toda la región, y por ultimo y como si fuera poco, económicas, ya que este megaproyecto beneficiara a quienes lo están construyendo, pero dejara sin trabajo estable a mas de 200 familias que bajo programas de cultivos y producción en campos, generaban grandes aportes para sus familias y para la economía de la región.

La producción más limpia tiene como propósito la prevención y reducción de los impactos ambientales, relacionando estrechamente la equidad y la sostenibilidad. La Producción más limpia  busca que el desarrollo sea sostenible en el tiempo y que produzca el menor impacto ambiental posible.

Ahora el interrogante que me hago es el siguiente: ¿Será que inundando un territorio de más de 8.000 hectáreas, desalojando a mas de 400 familias, borrando del mapa una zona con gran biodiversidad y riqueza arqueológica para hacer una hidroeléctrica que ni siquiera va a beneficiar a los pobladores (en donde pagan la energía más cara) se está contribuyendo al desarrollo sostenible? NO, y mucho menos asociados a la producción más limpia.

¿Qué estamos entendiendo por “desarrollo” y “progreso” en la locomotora que más parece del siglo XIX que del siglo XXI en la que nos estamos montando, muchas veces sin ser consultados? Es este el interrogante que bajo nuestra identidad colombiana debemos hacernos para dar viabilidad a proyectos como la hidroeléctrica del Quimbo.

Es así como dejo entredicho que este proyecto de la hidroeléctrica demuestra el gran desequilibrio que existe en nuestro país, entre los intereses económicos de muy pocos, y los intereses ambientales, económicos, culturales y sociales de toda una comunidad.

PUNTOS CRÍTICOS

  • Inundaciones de cultivos sembrados en tierras fértiles, de pastos dedicados al pastoreo, cría y engorde de ganado bovino, ovino y caprino y de vías bastante transitables.
  • Contaminación de suelos al regar venenos, abonos y demás químicos para la realización de este proyecto, esto sería un factor para determinar la perdida de la fertilidad de suelos bastante fértiles.
  • Desplazamiento de más de 400 familias, dejándolas con algún patrimonio basado en las tierras que tenía anteriormente, pero dejando sin sustento económico estable a esta comunidad, ya que toda su vida se han desempeñado en estas labores.
  • Se generara energía limpia, no producida a partir de carbón, lo que eliminara toneladas de gas carbónico menos en el aire.
  • Vertimientos que generaría las tres hidroeléctricas, Quimbo, Betania e Hidroprado. Se determinaría como algo bastante contaminante ya que se encuentran en la misma región de influencia climática.
  • La seguridad alimentaria del departamento se verá drásticamente afectada debido a que la zona que será inundada que produce frutales, maíz, plátano, arroz, cacao, sorgo, soya, leche, carne,  etc., entre otros productos de gran importancia para la dieta alimenticia local, regional y nacional.
  • Pérdida de más de 900 empleos directos.
  • Perdidas económicas para la región debido a que la zona a inundar  genera más de 15.000 millones de pesos anuales a la economía de la región y las regalías generadas por la hidroeléctrica para el Municipio, solamente representarán alrededor de 750 millones de pesos anuales, equivalentes al 5% de lo que se realizaba con estas tierras.
  • La zona a inundar posee los últimos remanentes de bosque seco de todo el centro del departamento del Huila y son ecosistemas considerados de interés nacional. (Desierto de la Tatacoa).
  • En el municipio de Hobo, vecino a la hidroeléctrica El Quimbo, con la construccion del embalse de Betania, aumentó un 20% la temperatura del municipio, con la hidroeléctrica del Quimbo esta se incrementará aún más.
Enviando notificacin...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>