Metodología

Se formaran profesionales capaces de interpretar adecuadamente los diferentes métodos diagnósticos y recursos con los que dispone la Fundación Valle del Lili necesarios para el estudio integral y práctico de las enfermedades neurológicas acorde a las guías internacionales y en igualdad a centros de referencia internacional. Se brindaran las mejores oportunidades de aprendizaje que el sistema ofrece en las distintas áreas y niveles para formar profesionales responsables desde el punto de vista científico, ético y social. El propósito central es formar un neurólogo de adultos mediante una capacitación teórica y práctica progresiva, obtenida mediante la inmersión e integración del alumno a un entorno docente-asistencial en un Hospital Universitario soportado en servicios médicos de alta complejidad.

Desde el primer año el residente tendrá el objetivo de realizar una adecuada historia clínica, incluyendo una completa exploración general y neurológica y el uso e interpretación de los exámenes diagnósticos. Las diferentes rotaciones le permitirán entrenarse de forma suficiente para resolver, diagnosticar y tratar los problemas neurológicos agudos y crónicos. El neurólogo en formación conseguirá un conocimiento clínico suficiente para interpretar las diferentes patologías neurológicas de mayor prevalencia en la consulta externa ambulatoria como la morbilidad neurológica propia del entorno hospitalario en un centro de cuarto nivel que maneja urgencias, UCI, Neuro UCI, protocolos de intervencionismo endovascular y cardiovascular, trasplante de órganos, hemato-oncología, así como la capacidad para realizar exámenes de fondo de ojo, punción lumbar, bloqueos, aplicación de terapia intratecal, aplicación de toxina botulínica, interpretar los estudios neurofisiológicos y neuroimágenes. En el primer año, el residente se dedicará a la formación general en Medicina Interna y especialidades afines. Durante los años siguientes se dedicará al aprendizaje de la Neurología clínica en todos los aspectos, bajo la supervisión docente en las actividades clínicas y académicas. A lo largo de este período se llevarán a cabo las rotaciones por Neuroanatomía, Neurofisiología, Neurorradiología, Neuropsiquiatría, Investigación, Neurotología, Neuroftamología, Neurogenética y Neuropediatría. Durante los 4 años, el entrenamiento aumentará en complejidad, de tal forma que en el primer año el residente hará su rotación por neurología básica, en el segundo año en neurología intermedia, en el tercer año en neurología avanzada y en el último año en neurología especializada.

El programa de residencia incluye sesiones teóricas y clínicas, seminarios, ateneos, club de revistas y juntas médicas que garantizan una formación global en Neurología Clínica. La formación docente-asistencial en la Fundación Valle del Lili garantiza un entrenamiento integral en las unidades de hospitalización y consulta externa. Asimismo, se asegura la participación del médico residente en la asistencia a urgencias de la especialidad. Durante su formación deberá realizar trabajos de investigación y participará en diferentes publicaciones. El médico residente estará obligado a colaborar en la actividad docente de la unidad.