Ciudad y reintegración; la capital vallecaucana y la necesidad de integrar lo urbano con el posconflicto

Francisco José Yepes V. *

A partir de la segunda mitad del siglo XX, las ciudades latinoamericanas empiezan a concentrar en su área urbana cerca del 75% de la población, volviéndose importantes centros productivos en materia industrial, comercial y de servicios. Asimismo, el tránsito de lo rural a lo urbano hace que económicamente crezca la relevancia de las ciudades al concentrar más de la mitad del PIB de los países de América Latina1. No obstante, el caso colombiano presenta una particularidad; los procesos de urbanización están mediados en gran parte por el conflicto armado y su efecto de desplazamiento forzado de las zonas de conflicto campesinas a las áreas urbanas; cerca de 6,9 millones víctimas han sido obligadas a abandonar sus tierras, entrando en condición de desplazados internos que se trasladan a las ciudades en condiciones, en su mayoría, de pobreza. Además, la anterior cifra no incluye los otros miles que han huido del país buscando refugio en el extranjero.

Una de las principales ciudades receptoras de desplazados es Cali, que para la década de los 90' contaba con más de 53 mil desplazados3. Ahora bien, en un contexto donde el progreso está enfocado en las ciudades y las necesidades para prestar adecuadamente servicios y posicionarse como puntos de inversión y conexión internacional, el actual proceso de paz pareciera que no se está pensando en dicho contexto, pues plantea la reforma agraria que, a grandes rasgos, busca una repartición de la tierra a campesinos víctimas del conflicto y no en la reestructuración de las ciudades que se han configurado, en parte, por el fenómeno del desplazamiento forzado y, más recientemente, por la llegada de desmovilizados que han sido reintegrados a la sociedad.

Por lo tanto, hay que decir que estos actores del conflicto también han hecho parte del proceso urbanizador tal; pues al dejar las armas y reintegrarse a la legalidad para poder ejercer su ciudadanía, comienzan a poblar los centros urbanos en busca de oportunidades y así "dejar el monte de una vez por todas". No obstante, se debe reconocer que no todas las ciudades han tenido un proceso tan marcado de llegada de desmovilizados como lo ha sido Cali. Por lo que este texto busca indagar sobre la situación de los reinsertados en el contexto del posconflicto, surgiendo la pregunta de ¿Qué sucederá con los reinsertados en las ciudades y con los futuros excombatientes? Para detallar mejor mi postura, voy a tomar como caso de estudio la ciudad de Cali, con el fin de mostrar la importancia no solo de la capital vallecaucana sino de lo urbano en general. [...]

*Estudiante de Ciencia Política con énfasis en Relaciones Internacionales, Universidad Ices, Cali.

Continuar leyendo