A todos nos encanta que lleguen esos 15 días o ese mes de vacaciones que tanto hemos esperado durante todo el año, pues las vacaciones son la debilidad de todas las personas y es que empezamos a pensar en ellas ya desde el primer día que pisamos el trabajo ¿A dónde iremos? ¿Con quién? ¿Cuánto costará? ¿Cumplirá mis expectativas? Las anteriores son las preguntas que más resuenan en nuestras cabezas cuando empezamos a pensar en organizar nuestras vacaciones.

Hay tantos sitios a los que queremos ir que decidirse muchas veces se nos hace cuesta arriba. Pero, es cierto que uno de los factores que más nos condicionan cuando elegimos un lugar al que ir es el dinero, y es que no todos los destinos son igual económicamente hablando. No obstante, hay muchas actividades y destinos que pensamos que no están a nuestro alcance cuando no es así; una de éstas es el viajar en barco.

barco

“¿Viajar en barco? No gracias, me han dicho que es demasiado caro…”

Navegar en barco siempre ha sido considerada una actividad para gente con mucho dinero, tanto que muchas personas ni se plantean que pueden pasar unas vacaciones increíbles navegando sin gastarse una millonada. Y es que, cada verano vemos como los famosos disfrutan de sus vacaciones navegando por las mejores playas de todo el mundo en unos increíbles catamaranes y yates. Esto ha creado un gran estereotipo en torno a lo caro que es navegar en barco, sin embargo, esto no es así.

En realidad, disfrutar de un barco de alquiler en una isla como Mallorca cuesta aproximadamente 50€ por persona la noche, prácticamente igual a una noche en un hotel medio de España y mucho menos que la mayoría de hoteles del norte de Europa. Hay que tener en cuenta que el gasto medio diario que se hace, en comparación con el turismo de tierra, es muy inferior.

Lo más común cuando pasas unas vacaciones en barco es que desayunes y comas en él, además de que la comida puedes comprarla y cocinarla tú mismo. Por otro lado, al estar la mayoría del tiempo navegando o disfrutando de alguna cala es menos probable que caigas en las tentaciones habituales de las compras de ropa, souvenirs, artesanías, etc. que siempre acaban incrementando el presupuesto del viaje.

Encuentra paz desconectándote  temporalmente del apurado y digital mundo

Lo mejor es organizar todo lo común como la comida, la bebida o los productos de higiene de una forma conjunta entre todos antes de zarpar. Así lo tendrán todo organizado, compartirán gastos y solo tendrán que centrarse en disfrutar del mar, la costa y la paz que proporciona desconectar el trabajo, el tráfico, la televisión o el teléfono móvil.

Es verdad que el estereotipo es tan grande que puede seguir pareciéndonos que alquilar un barco es algo que no nos podemos permitir. Para que dejen de lado esa creencia vamos a centrarnos en lo que nos interesa, los números. El alquiler de un velero para 8 personas durante una semana de septiembre en Mallorca e incluyendo la limpieza y los juegos de sabanas y toallas sale por 1500€. Si no contáramos con título de patrón de barco deberíamos de contratar a uno, el sueldo de estos suele rondar sobre unos 150€ el día. El amarre por día en los diferentes puertos de las islas baleares suele estar sobre los 10€ el día. En total serían, aproximadamente, 400€ por cabeza.

A día de hoy entre el vuelo, el hotel, las comidas, los transportes etc. el precio de cualquier viaje medio oscila entre los 350€ y 400 €. Puede que con los números sobre la mesa ya no veamos tan descabellado alquilar un barco para vacaciones. Eso sí, está claro que todo presupuesto se puede recortar o ampliar dependiendo de las características que queramos que tenga nuestro viaje… Al igual que los hoteles, los billetes de avión, los restaurantes o cualquier actividad, podemos encontrar barcos que se adapten a todos los bolsillos en toda España e incluso en algunos lugares de Europa.

viajar en barco

Recuerda planificar cada detalle, y verás como todo saldrá genial

Aunque se sigue pensando que alquilar un barco es caro, cada vez son más las empresas que hacen todo lo posible para que todos podamos disfrutar de unas vacaciones en barco a un precio más que razonable y de una manera rápida, sencilla y cómoda. Y, una de las cosas más importantes para poder ahorrar un poco cuando viajemos es organizar todo con tiempo.

Lo más difícil es poner de acuerdo al grupo en las fechas, seguro que ya les ha pasado. Cuanto más tiempo tengas para comparar y planificar las vacaciones, más fácil será elegir la opción que mejor se adapte a su economía. Siempre es mejor organizar todo con tiempo y sin prisas. Ahora ya sabes que tú también te puedes permitir pasar unas vacaciones navegando en barco sin tener que gastarte todos tus ahorros.

Es una opción igual de competitiva que las alternativas comunes que te planteas cada vez que tienes vacaciones, pero muy distinta a lo que solemos estar acostumbrados. ¡Que no te vuelvan a engañar, alquilar un barco no es caro!

Enviando notificacin...