[1]
L. E. Pérez, «GUÍA DEL INVERSIONISTA PARA LA CONFORMACIÓN DE UN PORTAFOLIO», estud.gerenc., n.º 66, pp. 85-94, mar. 1998.