Perros de policía y de aduana; perros del ejército

El perro puede ser amaestrado para múltiples actividades distintas de la caza o la guarda. Revisaremos sólo algunas de estas actividades, sin entrar en detalles de adiestramiento especial en cada una de ellas. Este adiestramiento debe ser encargado a profesionales cualificados cuya experiencia es la única garantía de éxito, además no hace falta decir que los perros deben estar perfectamente cuidados y alimentados con un pienso para perros de calidad.

El adiestramiento de un perro policía supone el perfeccionamiento de los ejercicios de obediencia, el aprendizaje de la recuperación de objetos, de su búsqueda, del franqueo de obstáculos, de la defensa, de acostumbrarse a los tiros, en fin, de la búsqueda del hombre, punto culminante de esta disciplina.

Debe formarse durante años (al menos dos) antes de que se le pueda utilizar en cualquier circunstancia, pero, una vez adiestrado, se convierte para el policía en una inestimable garantía de seguridad y en un arma viviente.

El perro de aduana recibe el mismo adiestramiento que el perro policía, pero aún más intenso. Al final de su instrucción debe poder asegurar el enlace entre su dueño y el puesto de aduanas, asegurar sus servicios en la frontera en todo tiempo y en todo terreno, ser capaz de encontrar, como el perro policía, el rastro de un malhechor y descubrir la presencia del opio, hachís, tabaco, etc., cuando los detectores se revelan ineficaces. El perro de aduana debe ser elegido entre los ejemplares especialmente resistentes al frío. Los perros de guerra utilizados en el ejército son perros policía especializados para el acecho. Deben poder prevenir las infiltraciones del enemigo sin ladrar, aunque gruñendo suavemente.

El perro sanitario se emplea para la búsqueda de los heridos en terreno accidentado. Bien adiestrado, debe conseguir descubrir rápidamente a los heridos que se encuentran en su sector. Apenas se emplea ya en nuestros días, pues los servicios de sanidad disponen de otros medios más modernos que permiten el salvamento de los heridos con mayor eficiencia.

Prácticamente inexistentes en Francia, los perros de montaña y de aludes están muy extendidos en Suiza donde el ejército y los clubs privados unen sus esfuerzos para la renovación y crianza de perros de defensa y de búsqueda. El perro de aludes es una poderosa ayuda en la búsqueda de los desaparecidos y puede descubrir, en muy poco tiempo, cuerpos sepultados bajo un gran espesor de nieve. Los salvadores pueden después escarbar para rescatarlos. Actualmente existen en todos los valles de los Alpes servicios de perros de aludes muy bien adiestrados, que funcionan de maravilla.

 

Enviando notificacin...
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>