PLAGIO800 x600

 

Boletín de Prensa # 672

La Universidad Icesi a través de la Dirección de Investigaciones – área de Propiedad Intelectual y Transferencia Social del Conocimiento, lanza la campaña de sensibilización contra el plagio y la protección de los derechos de autor.

Esta campaña tiene como objetivo que las comunidades de estudiantes, de profesores, de colaboradores y de investigadores de la Universidad Icesi conozcan cuándo se comete plagio, cómo evitarlo y cuáles son las consecuencias de realizar.


¿Por qué hace Icesi esta campaña?

Para Juan Fernando Arenas, coordinador del área de Propiedad Intelectual y Transferencia y Apropiación Social del Conocimiento, abogado, magíster en Derecho Empresarial y experto en protección de activos intangibles, el plagio ha sido un problema que no solo debe enfrentar la Universidad Icesi, sino toda la comunidad académica y científica en general. “Este problema no solo se debe afrontar con sanciones para los infractores, que ha sido la mirada tradicional, sino que se debe realizar un trabajo activo de prevención y concientización con la comunidad. Es por ello que la Dirección de Investigaciones de la Universidad con apoyo de la Oficina de Comunicaciones realiza esta campaña para la prevención del plagio”.


¿Quiénes vigilan el plagio en la Universidad Icesi?

El área de Propiedad Intelectual y Transferencia y Apropiación Social del Conocimiento de la Dirección de Investigaciones es la encargada de proteger la Propiedad Intelectual de la Universidad, esto incluye no solo profesores, investigadores y colaboradores, sino también los estudiantes.

 

El Plagio: ¿Una cuestión de académicos?


El plagio, que no es más que la acción de plagiar, está definido por la Real Academia de la Lengua como “copiar en lo sustancial obras ajenas, dándolas como propias.” O sea que se comete plagio cuando se toma sin autorización una obra, en parte o en su totalidad, y se hace pasar como un producto original. En este punto es importante resaltar que “obra” no solo hace referencia a textos educativos o libros. “Obra” es toda creación intelectual original de naturaleza artística, científica o literaria, susceptible de ser divulgada o reproducida en cualquier forma, como por ejemplo una canción, una presentación en power point, una fotografía o un logo empresarial.


Cuando se menciona la palabra plagio, normalmente creemos que se trata de un problema que se circunscribe únicamente al ámbito académico y científico. Es decir, al momento de escuchar la palabra, lo primero que se nos viene a la mente es la copia en un examen por parte de un estudiante o la utilización de frases o párrafos enteros en tesis o trabajos de otros autores, haciéndolas pasar por propias. Sin embargo, este concepto, aunque tiene una gran relevancia en el contexto universitario y académico en general, también aplica para el sector empresarial.


En el ámbito empresarial también está presente el plagio. Cuando el área de comunicaciones y mercadeo de una compañía utiliza una imagen descargada de Internet para su próxima campaña publicitaria, sin percatarse de cuál es el uso permitido de la imagen, puede estar cayendo en plagio y, por tanto, vulnerando los derechos de autor del titular de la fotografía, con consecuencias que me van desde el aspecto económico, hasta el penal.


En conclusión, el plagio no es solo una cuestión académica, sino que está presente en todo ámbito donde exista o se requiera protección de obras cobijadas por derechos de autor. Conocer estos derechos por parte de los empresarios les permite defender sus intereses frente a infracciones de terceros y evitar demandas por uso inadecuado de obras protegidas.

Informes: Juan Fernando Arenas, Dirección de Investigaciones, Universidad Icesi Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

COMPARTIR EN