Mi experiencia internacional se ha visto afectada por la situación global que estamos viviendo y por lo tanto, no he podido conocer mucho sobre la cultura ni sobre su gente. Sin embargo, pude conocer algunos lugares de esta ciudad, patrimonio de la humanidad, y seguir con mis clases de manera virtual. Recorrí algunos sitios turísticos en donde se aprecia la organización de la ciudad y la amabilidad de las personas.

El campus de la universidad es muy agradable debido a su arquitectura neogótica, sus amplios espacios, sus zonas verdes y su hermosa vista al mar. La forma en la que dan las clases es muy parecida a la de Icesi, solo que de manera virtual. Los profesores han sido muy atentos, formales y explican los temas de manera muy clara.